Brasil para viajeros globales

Rincones, cultura e información

18
sep
Bar y tienda de cachaça artesana – Ouro Preto

Por Graciela Barbosa

Siguiendo la ruta por Minas Gerais y las ciudades históricas, una parada obligatoria es la tienda Milagre de Minas, en Ouro Preto, justo en la plaza Tiradentes, en el centro de la ciudad. Allí se puede encontrar más de 250 marcas de cachaças de todo Brasil, pero la mayoría  son  de Minas Gerais (es el estado de mayor producción de las cachaças artesanales). Lo de la cachaça !la artesana! Y porque? El secreto está en que “de forma artesanal no se usa productos químicos para la fermentación y ahí se extrae la parte más noble del destilado”, me explicó Cida Zurlo, la propietaria de la tienda. Cida es botánica y una especialista en cachaças y plantas medicinales y afrodisiacas, con base en estos elementos desarrolló la fórmula mágica del  ’Milagro de Minas”. Allí mismo en su tienda hay un tonel enorme al que uno puede degustar y degustar de esa poción mágica cuantas veces quiera y pueda! ¡Eso sí es importante tener en cuenta! El cuidado está en no emocionarse mucho porque mejor te quedas “etizado” y terminas por llevarte todo de lo que hay en la tienda, como yo ;) (a parte de las cachaças también hay licores, salsas, confituras, una locura!). Cida está siempre por allí y si vas en un momento  en el que está ella, a lo mejor tiene tiempo de charlar y contarte algunas historias curiosos del lugar.

Cida Zurlo y su cachaça Milagro de Minas

Saliendo de la tienda un poco más arriba está  el Bar do beco, otro espacio de Cida. Allí se puede disfrutar más a gusto de diversos cocteles desarrollados por ella a base de la cachaça, claro, acompañados de unas tapas muy ricas.

Tienda Milagre de Minas: Plaza Tiradentes – Ouro Preto

Precios: de R$20 a R$30 reales se compra una cachaça de buena calidad allí, incluso da de la marca de la tienda. 

12
sep
Festival Internacional de Cultura y Gastronomía de Tiradentes

Por Graciela Barbosa

Anãnde ingredientes regionales, chefs nacionales e internacionales, restaurantes consagrados, presentaciones culturales y gente llegando de todas las partes de Brasil y exterior: está listo el Festival Internacional de Cultura y Gastronomia de Tiradentes, que ocurre siempre en agosto, durante 10 días y este año celebró la XV edición. El punto alto del festival queda por parte de los Festins, cuando chefs invitados elaboran platos exclusivos, servidos en pousadas (pequeños hoteles, con aire más acogedor) seleccionadas por la organización. Este año el Festival fue brindado con la presencia del chef catalán Jordí Roca, del galardonado Celler de Can Roca, España, el chileno Matías Palomo, astro de la Semana Gastronómica de Chile, el venezolano Sumito Estévez, fundador del Instituto Culinário de Caracas y el peruano Diego Muñoz, del restaurante Astrid y Gastón, entre algunos los invitados  internacionales. Entre los nacionales, Ivo Faria, una referencia de gastronomía mineira (de Minas Gerais) también estuvo presente. Participar de los Festins no sale barato, la media es de R$450 por persona (precio en reales para 2012), pero el festival no se queda ahí, hay opciones de restaurantes por toda ciudad que también desarrollan un plato especial para el evento y hay precios y estilos diversos.

He estado en el primer fin de semana que dio inicio el festival (25/08), por apenas un día. Caminando se veía puestos montados en las plazas que ofrecían platos de distintos lugares de norte a sur de Brasil, productos típicos de la región, artesanía, cursos para todo tipo de interés gastronómico y en un intervalo y otro, alguna presentación cultural. La movida de gente por todos los espacios deja la ciudad más animada, ya que fuera de los eventos se la encuentra más pacata y silenciosa, como que para disfrutarla a bocaditos.

Hemos comido un plato muy típico de la comida mineira, las costillas de cerdo con ora-pro-nobis (sí, la expresión en latin de “ruega por nosotros” da nombre a una planta de hojas pequeñas de un verde muy oscuro). No sé bien porque se le dan ese nombre, pero tiene mucho que ver con la historia de la ciudad, que tuvo raíces en la religiosidad traída por la colonización. Comimos en el restaurante Dona Xepa y al igual que los demás restaurantes, había lista de espera, pero al final no tardó mucho y ha merecido la pena. Siendo yo también mineira, soy un poco sospechosa para decirlo ;)

Una pena no haber podido estar más que un día y tanto que quedaba por disfrutar, por probar… del festival este año me ha quedado el gustito para volver en los próximos, ¿me acompañas?

Fetival de Cultura e Gastronomia de Tiradentes

Minas Gerais

www.culturaegastronomia.com.br

10
sep
Tiradentes (parte I)

Por Graciela Barbosa

Tiradentes es la más pequeña y más cuca de las ciudades históricas de Minas Gerais, en mi opinión. Las casitas convertidas en tiendas, galerías y restaurantes fueron adquiridas y conservadas por artistas y empresarios que se interesaron por el lugar y poco a poco fueron transformando la ciudad en un escenario de películas. De hecho algunas novelas y películas brasileñas fueron grabadas allí. En Tiradentes hay buenos hoteles y las típicas Pousadas (característica de hospedaje más pequeña y acogedora), la gran mayoría decoradas al estilo mineiro (estilo campesino, de Minas Gerais) y barroco colonial. Pero hay también opciones más sofisticadas para atraer viajeros más exigentes como es el caso del Small Resort Garden Hill que además de ofrecer a los huéspedes toda comodidad de un 5 estrellas, también dispone de un campo de golf. Buenos hoteles señal de buenos restaurantes verdad? Y hay cantidad, donde se puede encontrar la comida regional y también la comida contemporánea mesclada a ingredientes típicos de la zona. En los últimos años Tiradentes se especializó en el turismo cultural y gastronómico y acoge muchos turistas sobre todo en el Fesitval de Cine (en enero) y el Festival Internacional de Cultura y Gastronomia (en agosto).

Tiradentes

Tiradentes es una ciudad para disfrutar con tranquilidad, allí el tiempo pasa despacio y por eso es un lugar perfecto para desconectarse. Por ser pequeña, no necesitaría más que un día para conocerla pero una vez allí, la ciudad te invita a descansar, a ir más despacio y a gozarla despacito, mejor hacer noche! Vale pero si a uno le aburre tanta  tranquilidad, también hay opciones de ecoturismo: Bici, Trekking, Floating, Rapel, caballos. La empresa Uai Trip organiza paquetes y hasta una excursión a un Alambique, típico lugar de producción de la cachaça. Yo en realidad nunca he hecho ninguno de esos paseos, ni siquiera conosco la empresa esa (hice una busqueda en google), pero os prometo probar alguno cuando vuelva allí (para mí es una escapada express desde Belo Horizonte) ya os contaré a ver que tal!

Un ciclista llegando de un paseo a la ciudad

Para los que les gusten las compritas, hay una interminable variedad de tiendecillas y galerias con todo tipo de artesanía y obras. Como he dicho en el principio, Tiradentes es una ciudad donde viven muchos artistas plasticos, arquitectos etc. Cerca de allí, unos 8km hay un pueblecillo conocido por Bichinho que también es una buena opción de compra de artesania. Como está más apartado del centro de Tiradentes, las tiendas suelen tener un precio más atractivo.

Al igual que Ouro Preto, en Tiradentes también hay un paseo en el tren (imitando a los trenes a vapor) hasta la ciudad de São João Del Rey, también ruta del circuito del oro. Ese paseo sí que he hecho , una unica vez en mi vida, no volvería a hacerlo, lo veo bastante aburrido. Pero bueno, si eres de los “ya que estamos”, ve y pruebalo! Si te atreves, estar atento a los horarios de la vuelta desde São João del Rey.

Estación del tren en Tiradentes

Lo que más Mola en Tiradentes!

- comer, comer y comer ;) cada comida en un restaurante para ir probando opciones.

- imaginarse y experimentar una experiencia en el pasado.

- la tranquilidad del lugar, hecho para desconectarse.

- la naturaleza a su alrededor que también puede ser una buena opción turística.

Lo que No Mola de Tiradentes!

Llegar hasta allí. Otra vez las carreteras son el punto bruto de la experiencia. Las condiciones de la nacional BR040 son malísimas y más se parece a una carretera exclusiva de camiñones, por la cantidad que hay. Es bastante peligrosa, al menos el trayecto desde Belo Horizonte 200km. Saliendo de la nacional, la otra carretera que lleva a Tiradentes es bastante estrecha y si conuces por la noche, no hay ni una sola luz, excepto de las estrellas ;) (esa situación es bastante característica en carreteras por todo Brasil! Vaya tela…

Como llegar

La empresa TRIP ofrece vuelos desde São Paulo, Rio, Brasilia, Curitiba hasta el aeropuerto de São João del Rey, ciudad de al lado 12km, desde allí coger un taxi es la mejor opción.

Yo que tu…

- llevaría cualquier cosa para abrigase. Allí la temperatura es más amena, sobretodo por las noches. En invierno hace frio: 10°, 7° o menos.

- llevaría zapatos cómodos (no está demasiado decir). Tiradentes no tiene las bajadas y subidas de Ouro Preto pero las calles están hechas de piedras igual.